Kinesiología, ¿Sólo para rehabilitar?

Publicado el: 21 marzo 2022 en: Sin categoría por Paula Spoerer

La kinesiología, “el estudio sobre el movimiento humano”, se ha convertido en una ciencia que hoy en día abarca múltiples áreas para permitir que nuestro sistema “continúe en movimiento”. Aunque en general se tienden a separar las áreas por un tema de especialización en el trabajo (músculo-esquelético, neural, respiratorio, etc.) en realidad, los kinesiólogos vemos al paciente de una forma integral, como un todo. El que tiene problemas respiratorios, probablemente tendrá problemas para realizar ejercicios de manera idónea, el que tiene una alteración a la columna torácica o un problema postural significativo, podría tener también alterada el sistema respiratorio normal. Nuestro cuerpo es un sistema complejo de muchos sistemas que trabajan al unísono para lograr nuestro equilibrio.

Por otro lado, siempre ha existido la tendencia a ver a la kinesiología como un servicio “post”, es decir, posterior a las lesiones, problemas, enfermedades, etc. Gracias a la evolución y estudios deportivos, hoy en día se ha incluido dentro de la variedad de servicios kinésicos el de “Kinesiología Preventiva o de Prevención de Lesiones”, o me gustaría llamarlo “Kinesiología Saludable”, la cual permite que la persona día a día, en base a ejercicios y terapia manual, mantenga sus articulaciones y sistema muscular en la mejor de las condiciones (sea para realizar un deporte o simplemente para “sentirse bien”).

¿Por qué debemos esperar a tener un problema para recurrir a los especialistas en movimiento humano?
Si observamos la realidad del alto rendimiento, la mayoría de los deportistas asegurarán tener un kinesiólogo dentro del equipo, y no solo para ayudarlo en el caso de alguna lesión, si no que para trabajar en la base de movimiento (movilidad y estabilidad) y con eso, el entrenador podrá exigirle lo necesario para lograr su mejor rendimiento.

Invitamos a las personas que quieran mantenerse físicamente activos y que consideren que una ayuda kinésica les haría bien para lograr ese estado saludable, por ejemplo, una vez por semana realizar un trabajo específico de columna tanto en movimientos como en terapia manual, o un trabajo específico de movilidad de tobillo, rodilla y caderas para aquellas personas que quieran correr, saltar y cambiar de dirección de la mejor manera.

Comparte esta nota: