Kinesiología deportiva: suma de las partes

Publicado el: 02 Mayo 2016 en: Kinesiología por Paula Spoerer

La idea de este blog es poder entregar a todos los deportistas información y tips claves relacionados a la prevención de lesiones, rehabilitación y reinserción deportiva. Por esto mismo, creo importante comenzar explicando lo esencial: qué es la kinesiología deportiva. 

El boom de la kinesiología deportiva  ha ido,  por supuesto, de la mano del boom de la actividad física en Chile. Cuando antes en las plazas veíamos niños, hoy en día se observan verdaderos gimnasios en donde se practica lo que para muchos hoy en día es su deporte: el entrenamiento funcional.  En donde antes había un par de locos trotando a las 8:00 un domingo, hoy esas calles están  cortadas para que cientos de personas cumplan con sus tiempos y distancias. Hace un año se creó el Ministerio del Deporte en Chile, y se está discutiendo la opción de que existan más número de deportistas de elite profesionales formalmente. Podríamos seguir enumerando los cambios que Chile  ha tenido en este ámbito el último tiempo, lo que refleja la importancia que se le está dando a la actividad física.

Paralelo a esto, una forma de trabajo kinésico no muy común hasta ahora en Chile, pero sí en el mundo entero, ha debido desarrollarse. La kinesiología deportiva es un área bastante compleja y completa al mismo tiempo. Nos enfrentamos a personas lesionadas que han tenido que dejar de lado su pasión, su única opción muchas veces de liberar energía y estrés, su camino para mantenerse en  forma y su medio para sociabilizar y conservar el contacto con las amistades: el deporte.

Sumado al efecto psicológico, nos encontramos con que el gasto calórico ya no es el mismo. La nutrición debe ser adecuada para la regeneración y para mantener una composición corporal normal,  la masa muscular debe mantenerse (o mejorar) en la mayoría de los casos, y mientras nuestro deportista comience con el sobrepeso, el riesgo de relesión irá en aumento.

Añadido a tener en cuenta que la nutrición y la psicología son claves para la recuperación, el kinesiólogo deportivo debe estar al tanto de técnicas de entrenamiento, conocimiento de movimientos propios de cada deporte, de las cargas que recibirá luego del alta deportiva, evaluaciones específicas para que nuestro paciente vuelva a su deporte con el mínimo riesgo, actualización en técnicas de tratamiento y lo más importante: debe desarrollar el  criterio, tanto para los consejos personales como para  tratar a cada persona de manera individual y personalizada.

Por otro lado, nos encontramos con la otra cara de la kinesiología deportiva: la prevención. Hoy en día se conocen los factores que pueden dejar al deportista fuera de la cancha, por lo tanto, ¿por qué no intervenir a nivel de colegios, universidades y centros de entrenamiento, para que de la mano del entrenador, logremos evitar este tan mal rato al deportista?  Ojalá en un futuro se instaure el concepto “ kinesiólogo de cabecera”, el cual cada cierto tiempo supervise el correcto funcionamiento muscular, los patrones de movimiento, la flexibilidad y la postura entre otros, entregándole al deportista los consejos claves que ÉL necesita para que no sufra las consecuencias de una lesión.

Creo que todos los deportistas y profesionales de la salud deportiva, concluirán lo mismo del artículo: el kinesiólogo deportivo debe apoyarse en el conocimiento del nutricionista, psicólogo, médico, quiropráctico y masajista entre otros.  Debe estar al tanto de lo que sucede y estudia en el extranjero, también registrar y realizar seguimientos de sus pacientes una vez que vuelven al deporte y finalmente. Personalmente creo que, solo integrando todo esto podremos devolverle al paciente lo que había perdido: su deporte.

Comparte esta nota: